Lavado

CIUDAD DE MÉXICO.- Un socio de la caja Libertad Servicios Financieros y empresario inmobiliario que presentó la denuncia que hoy tiene en la cárcel a Juan Collado por lavado de dinero, denunció que los verdaderos propietarios de la empresa son los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto.

En su comparecencia ante la FGR, el empresario Sergio Hugo Bustamante Figueroa, dijo además que la Caja Libertad fue rescatada financieramente por el polémico empresario casinero Javier Rodríguez Borgio.

“Libertad servicios financieros es una institución financiera que, al amparo de la oscuridad de las leyes financieras del país, realiza actividades ilícitas como blanqueo y/o lavado de dinero, negocios cuyos beneficiaron son los dueños o administradores”.
“Toda esta organización delincuencial tiene nombres y apellidos: Carlos Salinas de Gortari, Enrique Peña Nieto, Francisco Domínguez Servién, Mauricio Kuri González, Juan Ramón Collado Mocel...”, declaró el empresario ante la Fiscalía.

Denuncia lo timaron

Bustamante es quien denunció haber sido timado por Juan Collado en una operación relacionada con la compra de un inmueble de 156 millones de pesos.

“Tuve conocimiento por diversos conductos (llamadas telefónicas y mensajes personales) que no le buscara tres pies al gato dado que, atrás de José Antonio Rico (ex presidente del consejo de administración) y Collado, estaba gente muy pesada”.
“Que en realidad eran los verdaderos propietarios, refiriéndose en particular y mencionándolos por su nombre a Enrique Peña Nieto, Carlos Salinas de Gortari, Francisco Domínguez Servién (gobernador de Querétaro), Mauricio Kuri (líder del PAN en el Senado), sorpresivamente miembro del Consejo de Libertad Servicios Financieros”.

El denunciante afirma que Jesús Beltrán González, cuando fungía como director de Libertad, corroboró que los verdaderos dueños de la sociedad financiera eran políticos y el casinero Rodríguez Borgio.

Juan Collado renunció ayer a la presidencia del consejo administración.

Según Bustamante, la caja Libertad financió campañas políticas, la compra del equipo Gallos del Querétaro y otorgó préstamos irregulares a sus directivos.

EXP/REF/EV/JUL/2019