florence 15092018ej 09WASHINGTON, EU.- El huracán Florence, convertido ahora en tormenta tropical, ha dejado más de 75 centímetros de lluvia en Carolina del Norte, una cantidad que supera el récord de precipitaciones pluviales en esa entidad que era de 61 centímetros establecido durante el huracán Floyd en 1999.

Se estima que un total 1.24 metros de lluvia podría registrarse mañana domingo en el sureste de Carolina del Norte, que se ha ubicado como el área más afectada hasta ahora por los efectos de Florence, que tocó tierra la mañana del viernes.

Las emergencias por inundaciones repentinas han estado vigentes en varios condados desde la noche del viernes.

El Servicio Meteorológico Nacional reportó 77 centímetros de lluvia en la comunidad de Swansboro, en el condado de Onslow, Carolina del Norte.

Si se verifica, la cantidad sería un récord estatal para una tormenta tropical o un huracán y rompería el antiguo récord de 61 centímetros, ubicado cerca de Wilmington durante Floyd.

Es probable que muchos lugares en el sureste de Carolina del Norte rompan este récord antes de que termine la tormenta.

Florence, que se debilitó de un huracán de categoría 1 cuando tocó tierra a tormenta tropical, se prevé que continúe perdiendo fuerza conforme avanza y se degrade a depresión tropical para la noche de este sábado.

A pesar de la perdida de intensidad, Florence ha inundado partes de la costa de Carolina del Norte con lluvias torrenciales e históricas.

Muchas zonas en el sureste de Carolina del Norte han registrado de 35 a 70 centímetros de lluvia, y aún podrían recibir otros 35 centímetros.

La lluvia está provocando inundaciones catastróficas en el sureste de Carolina del Norte que se están extendiendo hacia el interior, llegando incluso a las ciudades de Raleigh y Charlotte.

florence1 15092018ej 09

Se prevé que el agua de las lluvias provoque que muchos ríos lleguen a sus niveles más altos y agraven las inundaciones existentes.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, advirtió este sábado que aunque los vientos más dañinos del huracán Florence se han calmado, la amenaza más seria de la tormenta sigue siendo, el agua.

"El agua está subiendo rápidamente, en todas partes, incluso en lugares que normalmente no se inundan", alertó Cooper en una conferencia de prensa, tras agregar que Florence está en proceso de arrojar cantidades "épicas" de precipitaciones en el estado.

El gobernador consideró que los peores efectos están por venir, ya que los ríos seguirán subiendo y se elevarán incluso después de que pase la tormenta.

Las autoridades han registrado la muerte de siete personas a causa de Florence, incluyendo a una mujer y a su pequeño hijo, que fallecieron al caerle un árbol a su casa en la comunidad de Wilmington, Carolina del Norte.

NTX/I/FTD/SRA/HURACAN17/CYMA/EJ