Atropellamiento

TOKIO, JAPÓN. - Una calle con tiendas para jóvenes en la zona Poniente de la capital japonesa fue el escenario la madrugada de este martes de un atropellamiento masivo que deja hasta el momento nueve personas heridas, una de ella de gravedad.

La policía tokiota dijo que un hombre identificado como Kazuhiro Kusakabe, de 21 años de edad, quien conducía un vehículo rentado con licencia de la ciudad de Osaka, fue detenido como presunto responsable y se encuentra bajo investigación.

Fuentes de la investigación policial citadas por la agencia Kyodo señalan que el detenido reconoció su culpabilidad y dijo que había sido en venganza por una reciente ejecución, aunque sin dejar en claro a cuál se refería.

El pasado jueves 27 de diciembre la justicia japonesa hizo sus ejecuciones 14 y 15 del año pasado, con lo que llegaron a 36 las sentencias de muerte aplicadas por el gobierno del primer ministro Shinzo Abe que inició en 2012.

El detenido agregó que había conducido desde Osaka, 500 kilómetros al occidente de Tokio, a fin de cometer el atropellamiento masivo donde tenía la intención de matar a quien fuera arrollado.

La calle Takeshita donde ocurrió el atentado, se encontraba cerrada al tráfico vehicular pues permite el acceso a un templo, el cual es un sitio de oración para desear buenaventura en el Año Nuevo.

Kusakabe reconoció también que el tanque de keroseno que fue encontrado en el vehículo era para destruir la unidad.

El conductor huyó tras cometer el atentado, pero la policía lo arrestó unos 90 minutos después del hecho en un parque cercano.

NTX/I/JEH/GBM/EV