juan guaido venezuelaCARACAS, VEN.- Las amenazas no detuvieron a Juan Guaidó. El proclamado presidente interino venezolano regresó este lunes a Caracas, pese al riesgo que existía de que fuera detenido.

El gobierno de Nicolás Maduro había advertido que Guaidó podía ser detenido, tras haber desobedecido la prohibición de viajar fuera del país.

"Están débiles Maduro, los jerarcas del régimen y la cúpula militar. No tienen fuerza. Saben que hacerle daño a Guaidó significa acelerar su [caída a la] tumba", señaló el diputado opositor venezolano Ismael García.

El Universal / DHVR 05/03/19