HGE

HERMOSILLO, SON.- Alrededor de 20 personas, entre personal médico, enfermeros y paramédicos, fueron retenidas ayer en cuarentena debido a la exposición que tuvieron con un paciente que había ingerido fosfuro de aluminio.

Benjamín “N”, de 52 años de edad, al parecer intentó suicidarse ingiriendo dicho químico, el cual tiene una alta toxicidad en el cuerpo humano y aunque fue trasladado por socorristas de la Cruz Roja al Hospital General del Estado, murió en el nosocomio cerca de las 16:00 horas.

Al lugar asistieron alrededor de 10 bomberos del grupo de atención de materiales peligrosos, quienes, según el oficial Arturo Dávila, técnico revisaron a cada una de las personas que tuvieron contacto con el afectado y los descontaminaron para posteriormente pasarlos para su atención por el área médica.

“Bomberos nos encargamos de que los que tuvieron contacto con la persona afectada fueran descontaminados, se les quitó la ropa, lavó con abundante agua y se les pasó con los médicos para tratamiento”, explicó el tragahumo.

De igual forma, añadió brindaron apoyo al área de Protección Civil para descontaminar el área de urgencias.

“Revisamos el área donde estuvo la persona contaminada, donde fue atendida en el hospital y bomberos realizó una revisión para determinar qué áreas se tenían que prohibir el acceso, ventilando la zona y dejamos instrucciones al hospital para horas posteriores”, señaló.

 EXP/LH/EV/MAY/2019