fotografia dosHERMOSILLO, SON.- A 94 años 10 días de prisión y al pago de multas por más de 401 mil pesos, fue sentenciada una persona por abusos deshonestos agravados y violación equiparada agravada, en agravio de dos personas menores de edad de una comunidad del Valle del Mayo.

La severa condena fue impuesta por el Juez Oral Penal al encontrar culpable a Martin “N.”, de 56 años, gracias a los datos de prueba que presentó el personal de Litigación de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE).

Fue condenado a 94 años 10 días de cárcel, a pagar una multa de 23 mil 132.20 pesos, una reparación del daño para la niña víctima de 106 mil 634.85 pesos y para el niño de 89 mil 595.66 pesos.

Además, también tendrá que cubrir el monto de 91 mil 104 pesos como reparación del daño material para cada uno de los dos afectados directos, para un monto global de 401 mil 570.71 pesos impuestos por el Juez.

Llega la justicia

Con esta ejemplar sentencia, la Fiscalía General ofrece justicia a las personas menores de edad afectadas y a sus familias, luego de que decidieran denunciar los hechos y confiar en el cuidado proceso que concluyó con las penas.

Dentro de la causa penal 19/2018, se realizó la audiencia de individualización el pasado 22 de mayo, en la audiencia de juicio se dio el fallo condenatorio el 13 de mayo donde la FGJE presentó 13 testimonios y un video grabado por una de las víctimas.

Ambos menores rindieron declaración en juicio acompañados de expertos en personas menores de edad, además de hacerlo en el área reservada para testigos protegidos, es decir, fuera del alcance visual del entonces acusado.

La orden de aprehensión

El 25 de junio de 2018 se ejecutó orden de aprehensión en contra del sentenciado, poniéndose a disposición del Juez de Control, el 2 de julio del mismo año fue vinculado a proceso.

Es por abusos deshonestos agravados y violación equiparada agravada, en agravio de dos personas menores de edad, quienes sufrieron los delitos.

Martín “N.” le ofrecía dinero a cambio de cometer los ilícitos, incluso los amenazó que ellos irían a la cárcel si contaban algo de lo que hacían.

El Agente del Ministerio Público, con elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC y Peritos), integró la carpeta de investigación, realizó las diligencias correspondientes para obtener los datos de prueba que lo acreditaron como el responsable.

Las personas menores de edad y sus familias reciben el apoyo de la FGJE, ya que expertos del Centro de Atención a Víctimas del Delito (CAVID) brindan la ayuda psicológica necesaria.

exp/red/daw/may/2019