caso genaro navojoaNAVOJOA, SON.- Luego de que Martha Jiménez, abogada de la familia de Genaro, declarara que encontraron huellas dactilares en el cordón que el joven tenía en su cuello, la ciudadanía supuso que estas pertenecían a los expolicías; sin embargo; una perito de Hermosillo dictaminó que no es así, sino que pertenecen al propio Genaro y a otras personas aún desconocidas.

El abogado de los presuntos culpables de la muerte del muchacho, Gabriel García García, indicó que la defensa de la madre del joven, debió haber solicitado una muestra de ADN, de los detenidos para comprobar si dichas huellas eran de los imputados, pero jamás exigieron este análisis.

Para deslindar a sus clientes sobre dicha acusación, los abogados de los detenidos contrataron un especialista en genética que dictaminó que las huellas encontradas en el cordón no pertenecen a los acusados.

"El cordón con el que se mató Genaro, presentó muestras y huellas de ADN, y la perito de Hermosillo, estableció que en todo el cordón, venían sus huellas"

Explicó que la prueba más fuerte que la fiscalía expuso para demostrar que el joven 29 años murió golpeado, no fue aceptada por el Juez y después argumentaron que Genaro había sido colgado ya muerto para aparentar suicidio.

"Genaro Arce si falleció por su propia mano, por qué se estableció que cuando el se colgó, tenía todos los signos de vitalidad, establecidos por todos los médicos" 

García García, dijo que no existe ninguna prueba que demuestre que los hoy detenidos asesinaron al muchacho, por lo que apelarán el fallo de culpabilidad en el supremo tribunal de justicia del estado.

EXP/ER/FRU/MAY/2019