Profepa

HERMOSILLO, SON.- Derivado de la fuga de ácido sulfúrico presentada la tarde del 9 de junio en la zona de muelles de la Administración Portuaria Integral de Guaymas (Apiguay), con saldo de tres personas lesionadas, la representación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) inició procedimiento de inspección para determinar si hubo daño ecológico.

La falla derivó de un tanque de Metalúrgica del Cobre filial de Grupo México, que recibe las purgas de las líneas de embarque durante un trasvase a un buque, por lo que la empresa presentó a Profepa el Aviso Inmediato de Derrames, Infiltraciones, Descargas o Vertidos de Materiales Peligrosos o Residuos Peligrosos (Profepa-03-017-A) por medio del Centro de Orientación para la Atención de Emergencias Ambientales (Coatea), informó la dependencia.

En este sentido, con base a las facultades de la Procuraduría se dio la orden de realizar una inspección al lugar del accidente para conocer la posible existencia de daños al medio ambiente, por lo que un inspector acudió a realizar la verificación donde levantó el acta correspondiente.

La empresa cuenta con un plazo de cinco días que marca la ley para formular las manifestaciones que crea pertinentes dentro del procedimiento de inspección iniciado por Profepa.

Reiteró, la institución continuará con el procedimiento administrativo en todas sus fases, para emitir la resolución que corresponda conforme a Derecho.

Recordó que todas las empresas que realizan actividades industriales que pueden presentar riesgo, deben contar un Plan de Respuesta a Emergencias, a fin de llevar a cabo las acciones que se requieran para contener los efectos de algún evento que pueda generarlas.

Profepa1

Profepa2

EXP/RL/EV/JUL/2019