titoquiroz joven entrevistaHERMOSILLO, SON.- El deterioro de la familia y valores sociales ha llevado a que jóvenes pierdan identidad y se inserten en actividades delictivas, consideró Tito Quiroz Angulo, conferencista y Premio Nacional de la Juventud 2015.

Tito Quiroz Angulo es un joven que nació el 20 de septiembre de 1986 en Ensenada, Baja California, egresado de la maestría en Gestión y Políticas Públicas por la Universidad Iberoamericana, Violinista, asesor musical de varias Orquestas de niños y jóvenes y abogado litigante en el área civil y mercantil.

Ha participado en numerosos eventos con las Orquestas Sinfónicas de su estado y de México; como fundador de la Academia de Música de Benning A.C. ha apoyado a más de 700 niños y jóvenes de grupos vulnerables. En 2012, fundó la primera escuela de música en un Centro de Diagnóstico de Adolescentes, e impartió talleres de música en el Orfanatorio “Casa de la Paz”.

En 2013 empezó a impartir talleres de Dirección Musical y Canto en la “Casa Hogar del Anciano”, en Ensenada. De 2008 a 2010 se desempeñó como tallerista de Educación Artística por parte del Instituto de Cultura de Baja California. En abril del 2014, fue expositor de la “Conferencia de Responsabilidad Social” en el Seminario Rotary para Jóvenes Líderes (RYLA).

Las pláticas

Acompañado de Azael Martínez, con quien impartirá una serie de pláticas dirigidas principalmente a adolescentes en Hermosillo, Tito Quiroz Angulo comentó que durante su activismo ha trabajado con jóvenes con problemas de pandillerismo que incluso han participado en otras actividades delictivas, a quienes ha aconsejado luchar por tener una vida plena alejada de antivalores.

“Yo sé que si un joven agarra un balón, agarra un libro o agarra un instrumento musical su vida no va a ser igual, va a cambiar. Que no agarren un arma, que podamos hacer una diferencia, mi mejor consejo es disfruta el proceso, porque el proceso te va a ayudar a tener madurez, no solamente emocional y espiritual para poder vivir”.

Comentó, actualmente la sociedad enfrenta enemigos sin moral y sin ética que destruyen los valores familiares, así como ideologías en las que los jóvenes adquieren ideas materialistas de lo que buscan tener que evitan disfrutar de un proceso de esfuerzo para llegar a tenerlo.

“El llegar de un punto ‘A’ a un ´punto ‘B’ requiere de esfuerzo, dedicación, disciplina y constancia; no puedes simplemente decir sabes qué me voy a hacer sicario, me voy a hacer halcón y de esta manera voy a obtener carros, mujeres, joyas y todo esto. Entonces lucha por el proceso, disfruta el proceso, vive el proceso”.

Por último, manifestó que la identidad personal sirve para mantenerse motivado a buscar el éxito en metas personales ya que se necesitan jóvenes que den lo mejor de ellos en un país donde enfrentan problemas que los pueden llevar a participar en actividades donde impera la falta de moral y ética.

Los padres de familia
Por su parte, Azael Martínez consideró que hay padres de familia que dejan toda la responsabilidad de la educación de sus hijos al sistema educativo para suplir la formación y fomento de valores que en sus hogares deben tener.

“Si en casa no se pudo hacer nada con los chicos, qué les hace pensar que en la escuela un maestro que también está lidiando con otros 20, 30, 40 alumnos en el aula, más su propia vida, y sus propios hijos, qué le hace pensar que si ese papá y esa mamá no pudieron tomar las riendas y ayudar a sus propios hijos, qué les hace pensar que la escuela sí podría hacerlo”.

Enfatizó, no han comprendido que se necesitan padres firmes en principios y valores, lo cual es un desafío porque necesitan mejorar lo que son para que los hijos sean mejores, sean responsables de sus propios hijos y no dejar la responsabilidad a una institución que es prestadora de un servicio, concluyó.

exp/rl/daw/jul/2019