arzobispo hermosilloHERMOSILLO, SON.- Debido a la situación de violencia e inseguridad que se vive actualmente en Sonora, y que motivó a que algunos municipios de distintos estados del país, optaran por cancelar la celebración del Grito de Independencia, el arzobispo de Hermosillo, Ruy Rendón Leal, considera que es una buena medida, sin embargo, consideró que es penoso porque se trata de una noche de júbilo para los mexicanos.

Manifestó que el saber que localidades como Empalme, aquí en el estado, cancelara las fiestas patrias, significa para él un motivo de tristeza, debido a que esta conmemoración es una de las más importantes para los mexicanos.

Monseñor destacó que al celebrar el Grito de Independencia, se recuerda un hecho importante y fundamental de la historia del país, por lo que expresó que el hecho de que haya violencia en muchos lugares del país, en muchos Estados y muchos municipios, da pie para que las autoridades busquen la protección de los ciudadanos cancelen la ceremonia del grito.

“Como sabemos en algunos municipios de Sonora ha sucedido y va a ocurrir, creo que es una buena medida, da pena, da tristeza, porque es una fiesta, y como todos sabemos en todos los municipios del país, es una noche importante de alegría y jubilo al recordar lo que sucedió hace más de 200 años, un clamor de nuestro pueblo por seguir concretando esa libertad que no solamente es una libertad exterior sino interior que debemos de buscar todos nosotros”.

Añadió que espera que todos los sonorenses al participar en las fiestas de la independencia, sean siempre prudentes y precavidos para evitar alguna situación que ponga el peligro la salud o su propia vida.

EXP/KM/FRU/SEP/2019