Expertos y víctimas participarán en foros de los que saldrá el proyecto de una Ley de Amnistía que discutirá y aprobará el Congreso.

Designado titular de la Secretaría federal de Seguridad, Alfonso Durazo, acotó el olvido (no perdón, porque amnistía viene de amnesia): aplicará sólo para “niños y niñas, jóvenes, mujeres y campesinos” reclutados por el crimen organizado bajo presiones, y no para feroces criminales.

Olga Sánchez Cordero, propuesta como secretaria de Gobernación, enfatizó que se echará mano "de todos los instrumentos legales para la pacificación y la justicia, inclusive con indultos, en casos muy especiales”.

La coordinadora de conciliación y pacificación, Loretta Ortiz, detalló que la ley en ciernes no incluye a responsables de desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, feminicidios, trata de personas, tráfico de migrantes, homicidios, delitos sexuales, extorsión, secuestro, delitos contra la libertad de expresión, los derechos humanos y migrantes.

Con ello no cesará la violencia, de cuya receta se ocupará El Asalto… esta noche y mañana.